Foto cabecera

danza-moderna Campeonato de Danza Contemporánea Show Dance Madrid 2016





(3/3) ANTONIO GAUDI Y LA ÓPERA, CON JOAN GUINJOAN, MANUEL HUERGA Y JOSEP PONS




                                 Además de tantos profesionales que han puesto su talento al servicio de éxito de la empresa, la ópera Gaudí es sobre todo el resultado de tres creadores, Joan Guinjoan, Josep Mª Carandell y Manuel Huerga (*).


   Cada uno en su momento y en fechas anteriores a éstas, ya se habían ocupado de Antonio Gaudí. Manuel Huerga estrenando en 1988 la primera película sobre  el arquitecto. Josep Mª Carandell  con sus libros y artículos presentes desde la década de los ochenta, y Joan Guinjoan ya dedicado a componer esta ópera entre 1989 y 1992, de la que una parte que convertiría en ballet, Trencadís, ya fue estrenada en 1994. Fue un encargo a Guinjoan que parecía estar proyectado para ser uno de los números fuertes del programa cultural que acompañaría los Juegos Olímpicos de 1992 pero no fue así. Guinjoan reconoce que aunque él aspiraba a que ese fuera su destino, en el contrato no se especificaba la fecha del estreno.


Cartel de la ópera Gaudí.

Gaudí y Guinjoan, dos de Riudoms (**)

(2/3) ANTONIO GAUDI Y LA ÓPERA, CON JOAN GUINJOAN, MANUEL HUERGA Y JOSEP PONS


                               
                                Parado frente a la Sagrada Familia, traje gris de buen corte y gafas académicas, a los paseantes que se cruzan con el caballero quizá les parezca un profesor absorto en la resolución de algún problema de estructuras.

  Nada de eso. Los pensamientos que se agolpan en la memoria del compositor Joan Guinjoan vuelan tras ver las cajas del pequeño comercio de la acera, haciendo que la fruta tome vida propia ante su vista. Trepa al carro de su infancia cubierto de lonas y alfombrado de mantas, donde se amontonaban los enseres y las jaulas con gallinas y conejos. Vuelve a verse camino de acampar junto a las playas de Cambrils en compañía de otros vecinos de Riudoms, en Tarragona. De fondo frasean mezclados el trallazo a las mulas, seguido por el gemido de los flejes del carro que avanza, bamboleándose, sobre la arena de los caminos costeros.

   El eco de algún canto y la algarabía de toda la familia junta en los veranos de su niñez, recorriendo con gran excitación los ocho o diez kilómetros que separaban del mar su pueblo agrícola. Gloriosos días de playa a la sombra de una pineda, de canciones al amor de unas brasas donde se cocinaban paellas y se asaban la carne traída de casa o el pescado capturado por los cebos de los vecinos, entre el chisporroteo de las llamas al caerles goterones de grasa. Viviendo al ritmo natural de la luz con cenas alumbradas por candiles de aceite o carburo. De postre, las uvas recogidas en el camino por abuelos y tíos. Y niños, muchos niños siempre en remojo, rebozados de arena y sol.

   La idea de la felicidad para el músico Guinjoan quedaría unida por siempre al son de un acordeón, brillando al sol junto a un mar perlado.  

Desde la iz, la soprano portuguesa Elisabeta Matos, "Rosa", el director de orquesta Josep Pons, Guinjoan, el tenor
norteamericano Robert Bork, "Gaudí", y el director escénico, Manuel Huerga, saludan en el estreno del Liceo

El compositor en su estudio tarareando una partitura. (A.Mª.F.)


LAS RAÍCES DEL MÚSICO

ANTONIO GAUDÍ Y LA ÓPERA. CON JOAN GUINJOAN, MANUEL HUERGA Y JOSEP PONS (1/3)



REEDICIÓN



                   La presencia de una obra de Joan Guinjoan en cualquier recital siempre garantiza que el público asistente vivirá una experiencia distinta. Por eso no extrañará que el pasado 13 de Mayo, el concertista Josep Mª Colom elevase la temperatura del auditorio del Consejo Superior de Investigaciones Científicas de Barcelona, ejecutando Verbum, la obra del autor riudomense Joan Guinjoan dedicada al descubrimiento del gen del habla.

Iz. el director Manuel Huerga, Joan Guinjoan y el director musical Josep Pons (elpais.com)


GUINJOAN, TODA UNA EXPERIENCIA

(2/2 ) LOS ESCITAS. PIONEROS DEL CÁMPING Y EL CARAVANING


                
                 
                        Acercándonos en el tiempo, dejando aparte las expediciones guerreras que desde siempre han buscado el refugio de las tiendas y carpas, así como las expediciones científicas o naturalistas y sin olvidar a los campamentos mineros, el cámping ha ido asociándose cada vez más al ocio.

   A través de los tiempos vemos incluidas todas las categorías sociales. Ya en el siglo XIX, a los aristócratas ingleses y centroeuropeos románticos y adinerados, que compartían su amor a la Naturaleza con las comodidades más sofisticadas, sólo les era posible conseguirlas disponiendo de servidumbre en abundancia y carruajes para acarrear hasta el lugar elegido en el campo, desde cama con dosel para defenderse de los insectos, hasta mesa puesta con vajilla y candelabros, así como una cocina completa...


Caravana Volkswagen Westfalia, la clásica más querida. (*)
Volkern Móvil, una de las autocaravanas más lujosas. Con coche y garaje incluidos
Bufalino, la más pequeña

POR TECHO, LAS ESTRELLAS

LOS ESCITAS. PIONEROS DEL CÁMPING Y EL CARAVANING (1/2)



A los compañeros que hoy están de ruta.

A ti, que en algún momento de tu vida
fuiste mochilero, motero,
campista o caravanista.

A todos los que como yo, disfrutáis 
sin intermedarios del contacto con 
la Naturaleza


                                              

                                Hace más de tres mil años, unas tribus iraníes cruzaban las estepas adentrándose por Oriente desde el sur de Rusia y el norte de Mongolia llegando hasta el este de Kazajistán y el norte de China, para después de perfilar por Occidente una media luna que comprendía Rumanía, Turquía y Egipto, desembocar en el Mediterráneo.

     Era un pueblo itinerante, de situación y extensión variable como tantos otros de la Antigüedad que en los cinco continentes hacían de la trashumancia una forma de vida. No obstante, al acercar una lupa a los yacimientos arqueológicos del Dniéper, las características diferenciadoras de su civilización impactan al observador, le ponen alerta de que aquellas gentes de la que hoy se conoce bastante de su rica cultura sabían lo que era el esfuerzo y la lucha, pero también apreciaban la buena vida, la comodidad.

   Estos antepasados eran los escitas (*), a los que podemos considerar como pioneros del nomadismo moderno y con calidad de vida al que hoy llamamos camping o caraváning.


Colocadas sus tiendas sobre las plataformas de madera de los carros y tiradas por buen número de bueyes...
Estampa cumana heredera de los escitas.

En la ópera El Príncipe Igor, de Alexander Borodin, los escenógrafos Yanov, Andreyev y Bocharov recrearon
un asentamiento de características similares a las tiendas escitas/cumanas

Representación de diversos tipos de escitas reales. El nº 3 es una mujer.


EL NOMADISMO ACOMODADO, UNA HERENCIA 

LA MIRADA. IMÁGENES EN UN FORMATO ETERNO


 La mirada.
Texto para el catálogo de la Exposición de Casa Asia: 
Gaudí visto por la retina japonesa. Diciembre 2002.




                            La mirada y el placer del camino son dos características destiladas por la alquimia japonesa, pocas culturas han conseguido tan bien paladear la espera ante el descubrimiento. Durante años y a través de largas entrevistas con artistas de esa nacionalidad he intentado levantar una esquina de su carácter complejo, rico, encontrando en ocasiones que su  sentido del honor llevado al límite puede resultar desconcertante y también que su afán perfeccionista por el detalle hay momentos en que agota. Pero cuando se libera del yugo formalista y capta los gramos justos de arrebato, su espíritu abre las alas y emprende la aventura...




Catálogo de Casa Asia: Gaudí visto por la Retina Japonesa. Portadas 1 y 2, e índice.
(No está desenfocado. El diseño original es así)



UNA APORTACIÓN LUMINOSA